Seguridad en las Redes Sociales

Noticias y consejos para evitar los riesgos de la Web 2.0


Deja un comentario

Estudio “Generaciones Interactivas en Brasil: niños, niñas y adolescentes ante las pantallas”

¿Cómo utilizan la tecnología los niños, niñas y adolescentes brasileños? ¿Cual es la influencia que tienen estos dispositivos y servicios en su comportamiento, aprendizaje y su capacidad de socialización?

Estas son cuestiones abordadas por la investigación que la Fundación Telefónica Vivo, en colaboración con el Foro Generaciones Interactivas, Ibope y la Escuela del Futuro (USP) han llevado a cabo. En el estudio se entrevistó a 18.000 niños, niñas y adolescentes de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años. Estos menores son estudiantes de escuelas públicas y privadas, tanto de zonas urbanas como de zonas rurales de cinco regiones del país. “Con esta muestra, creemos tener una imagen bastante representativa de la generación futura, quienes ya están utilizando tecnologías punteras”, dijo Antonio Carlos Valente, presidente del Grupo Telefónica en Brasil.

En su opinión, además de ser un instrumento de mejora, la investigación tiene la función de proporcionar subvenciones para el desarrollo de acciones relacionadas con la innovación educativa: “Cuanto más conocemos a los niños y jóvenes que han nacido conectados, los llamados nativos digitales, podremos hacer mejores planes de aprendizaje y promover el uso responsable de las pantallas digitales”.

Algunas de las Estadísticas del estudio

  • Brasil cuenta con un 45% de hogares con computador, y hasta un 38% de hogares conectados a Internet. El grado de penetración de las nuevas tecnologías es mayor en el sur que en el norte. En zonas rurales, hasta un 90% de los hogares no cuentan con conexión a Internet.
  • Para qué usan Internet: las actividades más practicadas por los internautas brasileños son, por orden descendiente de importancia:
    1. Comunicación (91%)
    2. Búsqueda de información (86%),
    3. Ocio (85%),
    4. Educación (67%),
    5. Consultas de precios de productos y / o servicios (59%),
    6. E-government (31%),
    7. Servicios financieros (24%),
    8. Y la divulgación o venta de cualquier producto y / o servicio a través de Internet (7%)
  • En el ámbito de las actividades de comunicación, las más comunes son:
    1. Enviar y recibir correo electrónico (78%),
    2. Enviar mensajes instantáneos (72%),
    3. Participar en redes sociales como Facebook, Orkut y Linkedin (69%),
    4. El chat de voz a través de programas como Skype (23%),
    5. Usar microblogs como Twitter (22%),
    6. Creación o actualización de sitios como blogs (15%),
    7. Unirse a las listas de correo o foros (14%).
  • Teléfonos celulares:
    • Penetración de los teléfonos móviles: en 2011, esta proporción alcanzó el 87%, siendo la penetración más importante en las zonas urbanas (91%) que en las rurales (69%)
    • Un 66,9% de los niños usa el teléfono para jugar frente a un 56,1% y un 23,4 que lo utiliza para hablar y para publicar. Tan solo lo utiliza para navegar un 11,1%.
    • Los adolescentes sin embargo utilizan el teléfono un 89,5% para hablar, un 60,8% para enviar mensajes y un 49,2% para jugar.
    • El 28,4% de los padres compraron un teléfono móvil a sus hijos cuando éstos lo pidieron.
    • Un 16,4% de los niños y un 15,4% de las niñas tuvieron su primer teléfono a los 8 años o menos. Un 70,4% de los niños y el 73,7% de las niñas llegaron a tenerlo con 12 o menos.
  • Videojuegos
    • En la industria del entretenimiento, la industria de los juegos es el de más rápido crecimiento en Brasil desde mediados de la década pasada, siguiendo una tendencia mundial similar. A finales de 2011 se estimaba que había 35 millones de usuarios de videojuegos en Brasil, lo que equivale al 75,1% de la población activa en Internet (de 10 a 65 años). Los usuarios de los videojuegos en Brasil juegan 10,7 horas semanales, casi equivalente al doble del tiempo que pasan viendo televisión: 5.5 horas a la semana.
    • Juegan 19,2 millones de hombres- o el 83% de la población activa masculina en la Internet – y 15,8 millones de mujeres – o el 69% de la población activa femenina en la red. La comunidad de jugadores está compuesta por jugadores de todo el mundo que juegan tanto en consolas de videojuegos como en ordenadores.
    • Un 59,5% de los adolescentes juega online; un 70,6% de los chicos frente a un 49,9% de las chicas.
    • En su mayoría, los hombres juegan a juegos de carreras de coches (un 36,9%) seguido por algunos juegos de deportes (fútbol) 32,1%. Las mujeres juegan a videojuegos sociales en comunidades virtuales como The Sims (17,3%).
    • Es de destacar que la gran mayoría de los jóvenes que utilizan las consolas en Brasil lo hacen con una generación de consolas anterior (Wii, Playstation 2, Gameboy …) y por lo tanto están participando menos en el juego online.
    • Tanto hombres como mujeres acostumbran a jugar solos (42 y 37%, respectivamente), pero un 37,6% reconoce que es más divertido jugar acompañado.
    • Durante el fin de semana, un 28,1% de los chicos juega más de dos horas.
    • Un 43,4% tiene un juego pirata y un 31,3% los descarga de Internet.
    • El 61% de los padres deja que los adolescentes jueguen a cualquier juego.
  • Ubicación del ordenador: el 37,6% de los niños y niñas lo tienen en su habitación, y el 23,3% en el salón. Entre los adolescentes, el 39,3% lo tiene en su habitación y el 25,5% en el salón.
  • Tener un antivirus es común entre el 77,5% de los adolescentes (80% las mujeres, y 75% los hombres).
  • Tan solo un 11,2% de los niños utiliza Internet para enviar y recibir correos electrónicos. Sin embargo, el correo electrónico es el servicio más utilizado por los adolescentes (55%).
  • Un 31,8% de los adolescentes utilizan Internet por más de dos horas
  • 58,6% de los niños usa Internet sin compañía. Sólo alrededor del 20% lo utiliza con su madre o con su padre. Los adolescentes navegan solos normalmente (76,5%)
  • 69,6% busca contenidos musicales y 61,3% videojuegos.
  • 82,2% de los adolescentes utiliza las redes sociales, y al igual que en otras regiones, lo utilizan más las mujeres que los hombres.
  • Orkut sigue siendo el rey de las redes sociales con un 93,5% de uso, frente al 28,4% de Facebook.
  • Un 51,1% de los adolescentes reconoce usar la cámara web de vez en cuando a la hora de chatear.
  • Ciberadicción:
    • Un 35% sufre ansiedad e irritación cuando no puede navegar.
    • El 74,6% de las discusiones relacionadas con Internet que tienen con los padres suele ser debido al excesivo tiempo que los adolescentes están conectados.
    • Nomofobia: un 29,1% reconoce que lo pasaría mal si no tuviera acceso al móvil por dos semanas
    • Un 57% de los adolescentes desconecta el móvil en clase, y un 20% al dormir. Hay un 35% que nunca lo desconecta.
    • Un 47,2% suele recibir mensajes por la noche cuando duermen y esto pueden alterar su descanso.
  • Entre Internet y el móvil, los adolescentes prefieren Internet (61% varones y 56% mujeres)
  • Grooming:
    • Un 30% llegó a conocer personalmente a amigos conocidos a través de internet.
    • A un 9,5% le parece divertido charlar con extraños en Internet
    • Un 5.2% recibió mensajes obscenos o de personas desconocidas
  • Cyberbullying: Un 12,7% utiliza el móvil para enviar mensajes, fotos o vídeos ofensivos contra alguien.
  • Privacidad: Los padres de los niños, niñas y adolescentes encuestados suelen prohibir o aconsejar que no se dé información personal (52,0%) o que no se hagan compras online (50,6%).


Deja un comentario

Redes sociales y blogs promueven parafilias arriesgadas entre los adolescentes

AutoasfixiaA los webs (foros, redes sociales, etc.) que promueven conductas nocivas o arriesgadas para la salud de los adolescentes como el consumo de alcohol o drogas, el sexo sin proteccion, la anorexia y la bulimia, el cutting y otros tipos de autolesión, se deben añadir los que promueven la autoasfixia erótica. La prueba de que existe este tipo de contenidos en la Red y de que suponen un riesgo para la vida de los adolescentes la proporciona un reciente caso sucedido en Jalisco, México.

“Escuché un golpe muy fuerte y como que algunas cajas se cayeron en su habitación, le llamé y no me contestaba, entonces abrí la puerta de su cuarto y la vi tirada con mucha dificultad para respirar y luego empezó a toser, yo me asusté mucho, creí que se estaba ahogando porque traía algo atorado, pero poco a poco fue mejorándose y aunque no quería la lleve a la Cruz Roja, yo la verdad que sí me asusté mucho”

Así describía una mujer cómo descubrió que su hija de 16 años se dedicaba en la soledad de su cuarto a practicar el peligroso juego erótico de la hipoxifilia o asfixiofilia que consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia, mediante la obstrucción de las vías respiratorias o recurriendo a la semiestrangulación. Se trata de una práctica sexual muy peligrosa que ha llegado a ser causa de muerte en numerosos casos.

Pero para esta adolescente mexicana sólo se trataba de un juego que encontró en Internet, en un momento de aburrimiento de las redes sociales y que practicaba porque necesitaba nuevas experiencias que la excitaran y se salieran de lo común. Aseguró que su intención en ningún momento fue la de quitarse la vida y que llevaba practicando la autoasfixia durante al menos cinco meses, después de que descubriera un blog donde numerosos jóvenes contaban dejaban sus experiencias, todas aparentemente satisfactorias. Ella se decidió a probar esa “experiencia extrema”, precisamente el día que sus padres decidieron separarse. Los problemas entre sus progenitores y la insistencia de la madre en que no salieran mucho fuera de casa, la llevaban a pasar horas en su cuarto viendo la tele y conectada a Internet:

“Cuando mi papá se fue de la casa yo sentía como mucha impotencia y lloraba y mi mamá lloraba, pero sentía la necesidad de desahogarme de otra manera, me metí a mi cuarto y entre al Facebook, estuve ahí escribiendo un rato y luego busqué experiencias extremas y me aparecieron muchas, y algunas me daban miedo, como la de cortarse para sacar el dolor, entonces intenté la de asfixiarme, porque decía en el blog que era una práctica excitante y al principio fue difícil, pero poco a poco, leyendo las experiencias de otros fui entendiendo y logrando el éxtasis (…)”.

La adolescente está ahora en tratamiento y su madre le supervisa el uso de la computadora y el tiempo que permanece a solas.

Aunque no se dispone de estadísticas específicas, hay indicios de que esta peligrosa práctica se está extendiendo en todo el mundo durante los últimos años gracias a Internet. Especialistas del Instituto Jalisciense de Salud Mental sospechan que este mismo año un menor de edad del municipio de Ameca perdió la vida por causa de la autoasfixia. Se encontró que entre los webs que visitaba con frecuencia había webs “relacionados con tener sensaciones diferentes, estimulantes, privándose del oxígeno”. Se llega a relacionar esta práctica con el aumento de suicidios de menores que se ha detectado en algunos lugares de México.

Para José de Jesús Gutiérrez, de la Universidad de Guadalajara, para que un adolescente recurra a este tipo de juegos extremos promovidos en la Red, deben intervenir otros elementos que van más allá de la adicción a Internet y que están relacionados con el bienestar familiar y social, y la educación recibida en valores.

Fases de la asfixia

La asfixia no es ningún juego, sino una causa de muerte, que describimos aquí en sus crudos términos:

  1. Fase Cerebral: Donde la anoxia estimula el sistema nervioso central que se manifiesta en zumbidos de oídos, visión de luces centellantes, hormigueos y sensación de angustia.
  2. Fase Convulsiva: La misma también derivada de la estimulación cerebral de grado más intenso. En ella aparecen convulsiones generalizadas en la cara, músculos respiratorios, extremidades, pudiendo eliminarse deposiciones y orina, eventualmente eyaculación.
  3. Fase Asfíctica: Fase donde ocurre la depresión de las funciones cerebrales, existe pérdida de la conciencia, coma profundo, cianosis intensa, con respiración superficial y lenta, relajamiento muscular y pérdida de reflejos. Esta fase es irreversible, la muerte es aparente y conduce a la siguiente fase, denominada de muerte real, donde desaparecen todos los signos vitales.

Los que mueren en esta práctica no lo cuentan, así que es comprensible que los webs que la difunden recojan sólo experiencias positivas.

Fuente: El Occidental. Fotografía: Lord Maney en Flickr
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


8 comentarios

Perfil de los menores españoles usuarios de redes sociales en Internet

Estudio Menores y Redes SocialesMás de una tercera parte de los menores españoles de entre 10 y 18 años que navegan por Internet son usuarios avanzados de las redes sociales online, y tienen 2 ó más perfiles en ellas, según el estudio Menores y redes sociales presentado por el Foro Generaciones Interactivas, realizado por Xavier Bringué y Charo Sábada, expertos de la Universidad de Navarra y basado en una muestra de casi 13.000 menores.

Más del 70% de los menores internautas españoles son usuarios habituales de redes sociales, un servicio online que utilizan entre otras cosas para afianzar sus relaciones sociales reales y cuyo uso resta tiempo al ocio tradicional.

De acuerdo con los datos del estudio, los menores que utilizan redes sociales son más críticos y más conscientes de las oportunidades, pero también de los riesgos (60%), que encierra un uso intenso de las nuevas tecnologías. No obstante, esto no evita que adopten conductas más expuestas en la Red frente al comportamiento de los que no usan las redes sociales. Así, el 22% de los usuarios de redes sociales cree que puede colgar cualquier foto o vídeo suyos en Internet frente al 8% de los no usuarios. Sólo una tercera parte de los menores no usuarios de redes sociales utilizan Internet para compartir fotos y vídeos. Este porcentaje se eleva al 56% en el caso de los usuarios de redes sociales y al 73% si se trata de internautas usuarios avanzados de redes sociales.

Más del 80% de los usuarios avanzados en redes sociales considera que Internet es útil, ahorra tiempo y facilita la comunicación, un porcentaje 11 puntos mayor que entre los que no usan las redes sociales online.

Más redes sociales online, más relaciones offline

Las conclusiones del informe aportan luz sobre la paradoja autonomía-socialización mostrando que la relación entre el uso de las redes sociales de Internet y la intensidad de las relaciones con su entorno cercano de amigos y conocidos es siempre directamente proporcional.

Los menores usuarios de redes sociales muestran según el estudio una considerable autonomía, y una gran capacidad para utilizar por sí mismos las más diversas TIC, uso que se realiza en solitario. Esto no impide que la mitad de los usuarios avanzados de redes sociales compartan momentos de navegación con sus amigos, frente al 35% de los no usuarios. Así mismo los usuarios avanzados en redes sociales resultan ser también aquellos que utilizan el móvil con más frecuencia para estar en contacto con sus amigos.

Por otro lado, a medida que los menores usan más las redes sociales, crece de forma sustancial el acceso a otros servicios y el intercambio de contenidos relacionados con los intereses de su grupo, lo que favorece la interacción entre ellos. También se intensifica la faceta creadora de los internautas cuando se tiene acceso a redes sociales: la probabilidad de tener un web propio se duplica si se administran dos o más perfiles (52%), frente a los menores que no tienen ninguno (26%).

El estudio también apunta que el uso intensivo de redes sociales está relacionado con el tiempo dedicado a otras actividades de ocio más tradicionales: por ejemplo frente al 21% de chicas no usuarias de redes sociales que declaran no leer más libros que los obligatorios de clase, la cifra aumenta al 31% entre las usuarias que hacen un uso avanzado de redes sociales.

Un 70% de usuarios avanzados utiliza la tecnología como apoyo para el estudio o las tareas escolares aunque al mismo tiempo, un 40% de menores expertos en el uso de las redes sociales reconoce que su uso afecta negativamente al tiempo dedicado a estudiar.

El porcentaje de menores activos en redes que tienen en su dormitorio un ordenador personal o una televisión supera al de los no activos en casi 15%. En lo que se refiere al móvil, también aparecen diferencias reseñables: los usuarios avanzados superan en un 20% a los no usuarios en cuanto a posesión de móvil propio.

Conclusiones

El informe manifiesta que las redes sociales son una de las herramientas digitales que mayor éxito y penetración tiene entre los menores. Una vida social digital intensa hace que compartan más música, que accedan a más contenidos lúdicos o relacionados con los intereses de su grupo, que utilicen más el correo electrónico o que envíen más mensajes de texto a través de sus móviles. Todo ello, lejos de provocar aislamiento, sirve para reforzar los vínculos con sus iguales, según este estudio.

El uso intensivo de estas redes se asocia a una mayor exposición de la intimidad o a una disminución de tiempo en otras actividades como son el ocio tradicional o el estudio.

Fuente: Foro Generaciones Interactivas

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Publican un diccionario sobre la Web 2.0 que acercará a los padres a los nuevos usos de Internet

Diccionario de Redes SocialesAcaba de ver la luz una nueva obra de la consultora tecnológica Mar Monsoriu con el título “Diccionario Web 2.0: Todos los términos que se necesita conocer sobre las Redes y Medios Sociales”.

Esta obra es una importante contribución a la sociedad al permitir el acercamiento entre tecnófilos y los menos competentes digitalmente, mediante la respuesta a numerosas consultas terminológicas que los padres y madres han ido realizando a la autora desde la publicación de su anterior “Manual de las Redes Sociales en Internet”. El diccionario recopila las palabras, aplicaciones y redes sociales más relevantes, definiéndolas de forma que puedan ser comprensibles por cualquiera que se adentre en esta nueva Internet. Entre ellas se encuentran términos como: Agregador, Alertas de Google, Astroturfing, Avatar, Buscador social, Captcha, Comunidad Virtual, Derecho a cita, Etiqueta, Folksonomia, Formspring.me, Hashtag, Identidad digital, Lurker, Mashup, Metroflog, Netizen, OpenID, Podcast, Privacidad, Reputación digital, Troll, Twitterholic… y muchas otras.

Según explica su contraportada:

La nueva forma “social” de utilizar Internet conlleva el empleo de toda una terminología que está siendo paulatinamente acuñada. Ya no sirve conocer sólo que es un “blog” o un “wiki”, ahora también es necesario saber que es un “bliki”. Además los usuarios de las redes sociales tipo Facebook hablan de su actividad en los “muros”, “perfiles” o “páginas” incluso a gente que no forma parte de las mismas. Otros, centrados en la plataforma Twitter, publican “tuits”, envían “mensajes directos (DM)” o destacan “hashtag”. Todos utilizan vocablos desconocidos para quien se enfrenta por primera vez a estas tecnologías.

Según la autora, se trata del primer diccionario que hay sobre esta materia (tanto en español, como en inglés).

Fuente: Monsoriu.com


Deja un comentario

El 17% de los niños británicos que usan redes sociales no protegen su privacidad

En un informe que se hizo público hace unas semanas, el organismo regulador de las comunicaciones en el Reino Unido advirtió de ciertos datos alarmantes:

  • Uno de cada cuatro menores de entre 8 y 12 años tiene perfiles en las redes sociales Facebook, Bebo o MySpace, aunque la edad mínima para inscribirse en dichos webs es de 13 años.
  • El 17% de estos menores tenía configurada la privacidad de tal manera que otros usuarios podían ver sus detalles personales. Sólo el 4% tenía perfiles completamente privados.
  • El 17% de sus padres no tenían conocimiento de ello.
  • De los que sí lo sabían, el 10% no controlaba qué hacían sus hijos en dichas redes.
  • El 37% de los menores internautas de entre 5 y 7 años habían visitado Facebook.
  • El 70% de los usuarios más jóvenes creían todo o casi todo lo que leían en webs como la Wikipedia o los blogs.

También reveló ciertos datos acerca de las opiniones de estos jóvenes ciberciudadanos: el 44% de los chicos entre 12 y 15 años opinaron que descargar copias de películas o música mediante P2P no debería ser ilegal, siendo mayoritariamente varones quienes opinaban así. El 38% opinaba que sí debería ser considerado ilegal.

Fuente: The Guardian


Deja un comentario

Las Redes Sociales venden datos de sus usuarios en Internet

Mar Monsoriu, una experta en el uso de las nuevas tecnologías que ha dedicado su último libro “Manual de Redes Sociales en Internet” (Creaciones Copyright) asegura que no hay Red Social realmente segura. “La gente debe tener claro que todas las redes sociales, si no venden los datos ya, los venderán. Toda la información que ponemos es para ellos. Lo hemos firmado en el aviso legal y además se trata de una de sus fuentes de financiación. Sólo se debe poner aquello que no te importa que vendan”.

¿Cómo se aproximan los padres al fenómeno de las redes sociales?

Mal y a trompicones. Hice una especie de batida entre mi libreta de direcciones para ver quién tenía hijos de 14 años y les envié un correo electrónico por si querían colaborar. Había gente que me contestaba: “Yo se lo voy a pasar a mi hija, pero en Tuenti no está”. Pero claro que lo usaban. Luego me decían: “Menos mal que me lo has pedido, porque ahora me acabo de enterar de que mi hija está allí”. Les ha pillado con el pie cruzado. Ahora empieza a sonarles un poco, pero la pregunta es: ¿a mí, persona adulta, me interesa estar?

¿Y qué les dice?

Que claro que sí, que no les queda más remedio. Ya no hay vuelta atrás, es como si dijeran que ya no quieren utilizar el correo electrónico en Internet; se perderían un montón de oportunidades.

Usted realizó 100 entrevistas a adolescentes para documentar su libro, ¿cuál era la red social que más utilizaban?

Depende de la edad. Era Tuenti, pero bastantes de los entrevistados estaban sobre los 18 años. En los últimos seis meses ha cambiado bastante el panorama y se está observando una migración clarísima de los mayores de 18 años a Facebook porque en Tuenti se les han colado los hermanos pequeños.

A mí me cuentan lo pesados que son los críos de 11 años con sus hermanos y primos para que les agreguen, cotillear sus salidas y conversaciones y chivarse. Los mayores se niegan a eso, dejan el perfil sin moverlo y se largan a Facebook. Hasta hace un tiempo, los chicos que se apuntaban dentro de Tuenti en redes de universidades españolas eran cientos al día, actualmente, diez al día como máximo.

Los más pequeños estaban en Habbo, una red con avatares, pero les parece más real Tuenti. En MySpace se encuentran todos los chavales a los que les encanta la música o relacionados con el mundo artístico. Fotolog ha tenido mucho tirón entre los chicos de 16 años, pero pierde adeptos porque sólo les dejan poner una foto al día y ya saben que pueden estar en otros sitios con más prestaciones. En esta red se han metido varias tribus urbanas, como los emos.

¿Qué problemas se encuentran los niños y los jóvenes cuando usan las redes sociales?

Ellos diferencian bien que es lo aceptable. El tema de la imprudencia se produce más por inconsciencia. A lo mejor ponen un número de teléfono móvil y no caen en que puede ser peligroso, pero sí tienen claro que determinadas fotos no son aceptables. A mí me hacían gracia los comentarios que hacían los chavales quejándose: “Yo he visto fotos de mis profesores, que ya les vale”. Y esto les influye mucho más de lo que parece. Por otro lado, pueden coincidir con gente de su misma edad que sean una mala influencia porque pertenecen a un grupo no deseable. Por ejemplo, una niña que se empiece a relacionar con grupos de personas anoréxicas.

¿Cuál es la pauta más importante que pueden dar los padres a los hijos en el uso de las redes sociales?

Necesariamente tienen que conocer qué son las redes sociales, no pueden abstenerse. Deben hacer el esfuerzo. Por decirlo de una manera sencilla, si hasta ahora un padre se había preocupado de qué era una página web, ahora se tendrá que preocupar de qué es un tipo especial de página web que se llama red social, porque ahí es donde están sus hijos y se van a socializar: van a conocer a extraños, van a conectar con sus amigos y van a publicar sus fotografías.

Las redes sociales se utilizan durante más tiempo que los sitios web convencionales y esto sucede incluso con los adultos, ¿qué opina de este hecho?

“La red social es cómoda, tecnológicamente avanzada y tiene tanto desarrollo que cuando te descuidas has perdido mucho tiempo”

Las redes sociales tienen el récord de permanencia de la gente en ellas porque dentro se realiza lo que antes se hacía en otros sitios. En ese sentido es lógico, porque se suma el tiempo que se dedicaba al correo electrónico, al chat, a navegar, a escribir blogs, a compartir vídeos de YouTube o música de Last.fm. Ahora se tienen todas esas prestaciones dentro de un sitio, con lo cual alguien está cinco horas en una red social; pero claro, antes lo estaba haciendo por separado. La red social es cómoda, tecnológicamente avanzada y tiene tanto desarrollo que cuando te descuidas has perdido mucho tiempo, y esto sucede a pequeños y a mayores. Es como el “Hola” con noticias de los amigos; eso me dijo una vez un amigo. Las empresas tienen un problema, porque no pueden prohibirlo a sus empleados pero tendrán que establecer una pauta de comportamiento respecto a qué se acepta en cuanto al tiempo.

Usted ha utilizado una red social, Facebook, para crear un grupo acerca de su último libro. ¿Cómo ayudan las redes sociales en las labores de promoción?

Hay gente que considera personales a las redes sociales como Facebook frente a las profesionales como Xing, Viadeo o LinkedIn. Sin embargo, yo creo que se tiende a que en éstas también se hagan negocios porque se tiene todo en el mismo sitio. Las redes sociales sirven de maravilla si quien debe usarlas tiene un poco de idea. Por ejemplo, el Teatro Abadía de Madrid ha creado una página en Facebook y ha buscado comunicarse con gente normal, que no necesariamente estuviera vinculada a las artes escénicas, para dar a conocer sus espectáculos programados. Es una manera de que el teatro se acerque a su audiencia. De hecho, se está reinventando la publicidad, hay un nuevo comportamiento por parte de la audiencia y hay que saber moverse. Ahora funcionan las campañas, las iniciativas, las causas y los clubes de fans.

De todas las posibilidades que brinda una red social, como compartir fotos, vídeos, novedades, o jugar, ¿cuál es la que más gusta a los jóvenes?


¿Los padres deben agregar a sus hijos como contactos?

No. Si son pequeños y aceptan por las buenas, vale, pero llega un momento en que los niños son preadolescentes y, por pura evolución, ellos reafirman su personalidad y quieren unirse a su pandilla y separarse de sus padres. Un chico de 15 años no querrá agregar a su padre porque no va a estar nada cómodo. Si el padre o la madre son muy insistentes, el hijo tendrá perfiles A y B. El A de buenecito con su padre agregado, y el B haciendo el bestia.

En lugar de eso, aconsejo que les pidan que enseñen su perfil y así lo limpiarán de vez en cuando. Funciona como si se les pidiera que ordenaran su habitación; intentarán apañarla un poco. Se debe dar un margen de tiempo, de una semana, por ejemplo, para que el joven quite fotos por las que crea que se le puede abroncar y lo deje más presentable. Si, aun así, el padre o madre ve algo que no le gusta, conviene negociar y hacerle ver, por las buenas, que eso que ha puesto no está bien. Histéricos no, porque no conseguiremos nada. Luego, sí se le podría tratar de convencer para que tenga agregado a algún adulto responsable, a alguien en quien confíe: un tío, un hermano mayor, un profesor. Una persona que en algún momento pueda echar un vistazo.

¿Qué se les debe decir a los niños acerca de agregar como amigos a personas desconocidas en el mundo físico?

No se puede evitar que los niños accedan a desconocidos, es un hecho que el 100% de los niños hace. Eso ha pasado en el Messenger y ahora en las redes sociales sucede corregido y aumentado. ¿Por qué? Porque quieren tener más popularidad y hacer amistades nuevas. A un niño pequeño le parece un exotismo agregar entre sus amigos a alguien que viva en otro lado y que se salga de su ambiente habitual. El hijo va a tener las amistades que ya tenía más los nuevos que conozca a través de las redes sociales.

Aceptado ese hecho, hay que darles consejos acerca de esos desconocidos: que desconfíen un poco, hacerles ver que el que digan que tienen una determinada edad no necesariamente es verdad, que no proporcionen datos acerca de la localización de la casa, que no den el teléfono móvil. Se debe intentar esto, ahora, el éxito es bajo, para qué engañarnos.

¿Cuál es la red social más segura?

Leí que unos periodistas ingleses habían descubierto trucos para saltarse la prohibición de las redes sociales y acceder directamente a los perfiles a través de los buscadores. Estuve haciendo pruebas y busqué “pro an” de proanorexia y me salieron 750 perfiles de MySpace a los que podía acceder directamente, sin estar inscrita. Ahora la última moda entre los menores consiste en cómo ver las fotos de Tuenti de quien no tienen agregado.

¿Y lo pueden hacer?

Sí, Tuenti tiene una seguridad horrible. La red social que conozco más segura se llama Asmallworld. Se compone de millonarios, los primeros invitados fueron los de la lista de Fortune, y resulta muy difícil entrar. Es dificilísimo poder “chulearles” la parte informática. Su arquitectura web se diferencia mucho de otras que haya podido ver y han implementado unas medidas de seguridad muy superiores a las que tienen otros, quizás porque tienen más que proteger.

Pero en general, Facebook me parece más segura que otras. Aun así yo me he saltado todo. He visto perfiles de arriba abajo de gente que no tengo agregada y he visto todas sus fotos. No hay privacidad, a pocos trucos que se sepan, se acaba accediendo. La gente debe tener claro que todas las redes sociales, si no venden los datos ya, los venderán. Toda la información que ponemos es para ellos. Lo hemos firmado en el aviso legal y además se trata de una de sus fuentes de financiación: fotos, contenidos, datos de correo electrónico, teléfono móvil…, todo eso lo van a vender. Sólo se debe poner aquello que no te importa que vendan. No se debe subir algo que crees que sólo vas a compartir con tus amiguetes, porque el día menos pensado verás la foto de tu hijo en la portada de una revista de bebés y no tendrás ningún derecho a nada.

¿Qué opina de las suplantaciones de identidad que se producen en las redes sociales?

Las personas conocidas deberían tener su perfil en las redes sociales porque una de dos: o lo tienen o las suplantan. Cuando se empiezan a agregar contactos (amigos, compañeros de trabajo, etc.) se puede diferenciar quién tiene el perfil original. La propia persona tiene capacidad para acudir a la red social y pedir que quiten al otro. Este problema también les sucede a las empresas, a veces de buen rollo, pero también para crear comunidades virtuales antimarca. En personas normales, si uno desarrolla su perfil evita que otro se tome la molestia de crear otro, porque no tendría mucho sentido.

Fuente: consumer.es