Seguridad en las Redes Sociales

Noticias y consejos para evitar los riesgos de la Web 2.0


Deja un comentario

Estudio “Generaciones Interactivas en Brasil: niños, niñas y adolescentes ante las pantallas”

¿Cómo utilizan la tecnología los niños, niñas y adolescentes brasileños? ¿Cual es la influencia que tienen estos dispositivos y servicios en su comportamiento, aprendizaje y su capacidad de socialización?

Estas son cuestiones abordadas por la investigación que la Fundación Telefónica Vivo, en colaboración con el Foro Generaciones Interactivas, Ibope y la Escuela del Futuro (USP) han llevado a cabo. En el estudio se entrevistó a 18.000 niños, niñas y adolescentes de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años. Estos menores son estudiantes de escuelas públicas y privadas, tanto de zonas urbanas como de zonas rurales de cinco regiones del país. “Con esta muestra, creemos tener una imagen bastante representativa de la generación futura, quienes ya están utilizando tecnologías punteras”, dijo Antonio Carlos Valente, presidente del Grupo Telefónica en Brasil.

En su opinión, además de ser un instrumento de mejora, la investigación tiene la función de proporcionar subvenciones para el desarrollo de acciones relacionadas con la innovación educativa: “Cuanto más conocemos a los niños y jóvenes que han nacido conectados, los llamados nativos digitales, podremos hacer mejores planes de aprendizaje y promover el uso responsable de las pantallas digitales”.

Algunas de las Estadísticas del estudio

  • Brasil cuenta con un 45% de hogares con computador, y hasta un 38% de hogares conectados a Internet. El grado de penetración de las nuevas tecnologías es mayor en el sur que en el norte. En zonas rurales, hasta un 90% de los hogares no cuentan con conexión a Internet.
  • Para qué usan Internet: las actividades más practicadas por los internautas brasileños son, por orden descendiente de importancia:
    1. Comunicación (91%)
    2. Búsqueda de información (86%),
    3. Ocio (85%),
    4. Educación (67%),
    5. Consultas de precios de productos y / o servicios (59%),
    6. E-government (31%),
    7. Servicios financieros (24%),
    8. Y la divulgación o venta de cualquier producto y / o servicio a través de Internet (7%)
  • En el ámbito de las actividades de comunicación, las más comunes son:
    1. Enviar y recibir correo electrónico (78%),
    2. Enviar mensajes instantáneos (72%),
    3. Participar en redes sociales como Facebook, Orkut y Linkedin (69%),
    4. El chat de voz a través de programas como Skype (23%),
    5. Usar microblogs como Twitter (22%),
    6. Creación o actualización de sitios como blogs (15%),
    7. Unirse a las listas de correo o foros (14%).
  • Teléfonos celulares:
    • Penetración de los teléfonos móviles: en 2011, esta proporción alcanzó el 87%, siendo la penetración más importante en las zonas urbanas (91%) que en las rurales (69%)
    • Un 66,9% de los niños usa el teléfono para jugar frente a un 56,1% y un 23,4 que lo utiliza para hablar y para publicar. Tan solo lo utiliza para navegar un 11,1%.
    • Los adolescentes sin embargo utilizan el teléfono un 89,5% para hablar, un 60,8% para enviar mensajes y un 49,2% para jugar.
    • El 28,4% de los padres compraron un teléfono móvil a sus hijos cuando éstos lo pidieron.
    • Un 16,4% de los niños y un 15,4% de las niñas tuvieron su primer teléfono a los 8 años o menos. Un 70,4% de los niños y el 73,7% de las niñas llegaron a tenerlo con 12 o menos.
  • Videojuegos
    • En la industria del entretenimiento, la industria de los juegos es el de más rápido crecimiento en Brasil desde mediados de la década pasada, siguiendo una tendencia mundial similar. A finales de 2011 se estimaba que había 35 millones de usuarios de videojuegos en Brasil, lo que equivale al 75,1% de la población activa en Internet (de 10 a 65 años). Los usuarios de los videojuegos en Brasil juegan 10,7 horas semanales, casi equivalente al doble del tiempo que pasan viendo televisión: 5.5 horas a la semana.
    • Juegan 19,2 millones de hombres- o el 83% de la población activa masculina en la Internet – y 15,8 millones de mujeres – o el 69% de la población activa femenina en la red. La comunidad de jugadores está compuesta por jugadores de todo el mundo que juegan tanto en consolas de videojuegos como en ordenadores.
    • Un 59,5% de los adolescentes juega online; un 70,6% de los chicos frente a un 49,9% de las chicas.
    • En su mayoría, los hombres juegan a juegos de carreras de coches (un 36,9%) seguido por algunos juegos de deportes (fútbol) 32,1%. Las mujeres juegan a videojuegos sociales en comunidades virtuales como The Sims (17,3%).
    • Es de destacar que la gran mayoría de los jóvenes que utilizan las consolas en Brasil lo hacen con una generación de consolas anterior (Wii, Playstation 2, Gameboy …) y por lo tanto están participando menos en el juego online.
    • Tanto hombres como mujeres acostumbran a jugar solos (42 y 37%, respectivamente), pero un 37,6% reconoce que es más divertido jugar acompañado.
    • Durante el fin de semana, un 28,1% de los chicos juega más de dos horas.
    • Un 43,4% tiene un juego pirata y un 31,3% los descarga de Internet.
    • El 61% de los padres deja que los adolescentes jueguen a cualquier juego.
  • Ubicación del ordenador: el 37,6% de los niños y niñas lo tienen en su habitación, y el 23,3% en el salón. Entre los adolescentes, el 39,3% lo tiene en su habitación y el 25,5% en el salón.
  • Tener un antivirus es común entre el 77,5% de los adolescentes (80% las mujeres, y 75% los hombres).
  • Tan solo un 11,2% de los niños utiliza Internet para enviar y recibir correos electrónicos. Sin embargo, el correo electrónico es el servicio más utilizado por los adolescentes (55%).
  • Un 31,8% de los adolescentes utilizan Internet por más de dos horas
  • 58,6% de los niños usa Internet sin compañía. Sólo alrededor del 20% lo utiliza con su madre o con su padre. Los adolescentes navegan solos normalmente (76,5%)
  • 69,6% busca contenidos musicales y 61,3% videojuegos.
  • 82,2% de los adolescentes utiliza las redes sociales, y al igual que en otras regiones, lo utilizan más las mujeres que los hombres.
  • Orkut sigue siendo el rey de las redes sociales con un 93,5% de uso, frente al 28,4% de Facebook.
  • Un 51,1% de los adolescentes reconoce usar la cámara web de vez en cuando a la hora de chatear.
  • Ciberadicción:
    • Un 35% sufre ansiedad e irritación cuando no puede navegar.
    • El 74,6% de las discusiones relacionadas con Internet que tienen con los padres suele ser debido al excesivo tiempo que los adolescentes están conectados.
    • Nomofobia: un 29,1% reconoce que lo pasaría mal si no tuviera acceso al móvil por dos semanas
    • Un 57% de los adolescentes desconecta el móvil en clase, y un 20% al dormir. Hay un 35% que nunca lo desconecta.
    • Un 47,2% suele recibir mensajes por la noche cuando duermen y esto pueden alterar su descanso.
  • Entre Internet y el móvil, los adolescentes prefieren Internet (61% varones y 56% mujeres)
  • Grooming:
    • Un 30% llegó a conocer personalmente a amigos conocidos a través de internet.
    • A un 9,5% le parece divertido charlar con extraños en Internet
    • Un 5.2% recibió mensajes obscenos o de personas desconocidas
  • Cyberbullying: Un 12,7% utiliza el móvil para enviar mensajes, fotos o vídeos ofensivos contra alguien.
  • Privacidad: Los padres de los niños, niñas y adolescentes encuestados suelen prohibir o aconsejar que no se dé información personal (52,0%) o que no se hagan compras online (50,6%).

Anuncios


Deja un comentario

Uno de cada cuatro padres quiere saber más sobre las redes sociales: cómo funcionan y qué riesgos suponen para sus hijos

En su mayoría desean aprender sobre medidas de prevención, sistemas de control parental y el funcionamiento y riesgos de las redes sociales.

Más del 70% de los entrevistados dice compartir el uso de Internet con sus hijos y lo hace una media de 100 minutos a la semana.

Consideran importante y más efectiva la formación de los niños y adolescentes en el centro escolar aunque sin eludir su propia responsabilidad.

PantallasAmigas ha realizado en el último año una encuesta a 1.483 personas, de las que el 80% eran padres y madres y el resto, docentes y profesionales del ámbito escolar implicados con menores entre los 10 y los 16 años. Son personas que, de manera voluntaria, han asistido a las sesiones de sensibilización y formación que en el País Vasco y Navarra ha venido celebrando PantallasAmigas en relación al uso seguro y saludable de Internet, pivotando por lo general en torno a centros escolares o municipios que las habían solicitado.

¿Cómo son las madres y padres o tutores legales que acuden a las sesiones?

Se trata en un 78% de los casos de mujeres que muestran interés y preocupación por el uso de las TIC por parte de sus hijos. En ocasiones, han padecido en primera persona o conocen de cerca algún episodio preocupante en relación al tema.

Su nivel tecnológico (conocimientos generales de informática e Internet evaluado mediante ponderación de una serie de indicadores) es bajo en el 16,3% de los casos, medio para un 55% y alto para el 28,7%. Como ejemplo, se puede citar que el 92% sabe lo que es YouTube, el 85,7% sabe qué es Tuenti, el 66,4% ha realizado alguna vez compras por Internet y 35,8% ha usado Windows Live Messenger.

Compartiendo el uso de la Red con sus hijos

El 80,6,% con hijos entre 9 y 11 años manifiesta usar Internet con sus hijos, cifra que se sitúa en el 71,4% en la edad de 12 a 15 años. Este tiempo de uso compartido se cifra como media en 1,7 horas a la semana que viene a ser la media de uso diaria de la Red por parte de los menores.

Acceso a Internet desde el móvil por parte de los menores

Se ha notado una clara evolución en este sentido. Los datos obtenidos en 2011 muestran un 2,4% de padres que ignoran si sus hijos tienen conexión a Internet en el móvil, mientras que en 2012, el porcentaje baja al 0,4%. Por otro lado, el porcentaje de padres que dicen que sus hijos tienen conexión a Internet desde el móvil se incrementó del 10,4% al 23,9% entre 2011 y 2012.

El creciente uso de smartphones exige un mayor conocimiento y responsabilidad por parte de menores y progenitores

Los riesgos que hay en la Red, según las personas adultas

Antes de iniciar la sesión, para no condicionar el resultado por el desarrollo previo de la misma, se les pregunta «¿Cuáles son los riesgos a los que se enfrentan los menores de Internet?». Los resultados obtenidos, con respuesta múltiple, se presentan en la siguiente tabla:

Acceso a contenidos inadecuados: pornografía, violencia… 58,3 %
Contactos con desconocidos que les puedan hacer daño, en particular con acosadores sexuales pero también poner en contacto con la violencia, las drogas o las sectas… 48,5 %
Pérdida de privacidad y uso inadecuado de su imagen 36,1 %
Adicción, aislamiento y uso abusivo 23,5 %
Ciberbullying 14,4 %
Suplantación de identidad o identidad falsa 5,0 %

El aspecto más destacado es el acceso a contenidos inadecuados, identificado por casi el 60% de los padres. Cabe señalar también que esta preocupación disminuye con la edad de los hijos mientras que la preocupación por el uso abusivo o el cyberbullying aumenta claramente según los adolescentes se aproximan a los 14 o 15 años.

¿Qué desearían tener más claro, conocer mejor, padres y madres?

Ante la pregunta «¿Qué aspectos les gustaría aclarar a lo largo de la sesión?» las respuestas, —que podían ser múltiples— son las siguientes:

Medidas de seguridad, preventivas, qué hacer (uso seguro) 37,2 %
Control parental 32,7 %
Redes sociales: funcionamiento y riesgos 25,7 %
Ciberbullying 4,3 %
Protección de datos y privacidad 4,0 %
Responsabilidad legal 2,3 %
Límite de tiempo 1,8 %

Es evidente que quienes acuden a las sesiones quieren conocer más para prevenir mejor. Según revela Araiz Zalduegi, responsable de formación de PantallasAmigas «en ocasiones desearían tomar medidas concretas como instalar programas de control y supervisión parental. Otras veces, preocupados por un uso abusivo, buscan conocer cuál es el tiempo máximo razonable que se les debe permitir o bien dónde está el umbral de lo patológico».

Resulta llamativo que al menos 2 de cada 100 padres estén interesados sobre las responsabilidades legales de las acciones llevadas a cabo por los menores en la Red.

El interés en torno al ciberbullying crece considerablemente en padres y madres con hijos a partir de los 14 años.

Valoración positiva de las sesiones de sensibilización y formación

Tras las sesiones con padres, madres y educadores se realiza una breve valoración que arroja, entre otros, los siguientes resultados y conclusiones:

  • El 81,6% reconoce la necesidad de profundizar en algunos de los temas abordados y el 87% considera que la sesión ha cumplido las expectativas.
  • El 89,6% considera que la metodología basada en la exposición de ejemplos prácticos ha ayudado mucho a la comprensión de la temática.
  • El 17,9% estima que la temática es demasiado compleja para su nivel de conocimientos.
  • El 90,7% cree que la sesión va a resultar de utilidad práctica.
  • El 89,3% dice tener tras la sesión una visión más clara de los riesgos de Internet y su origen.
  • El 89,5% considera que la sesión es algo necesario y aporta grandes cosas.

Es destacable la dificultad que supone dirigirse a un público tan heterogéneo tanto en la capacidad tecnológica como en las expectativas y modelos educativos y, en este sentido, es fácil encontrar una valoración y la contraria en una misma sesión.

El sentir común de los padres sobre la seguridad en la Red: «Que se lo expliquen en clase»

Con diferencia, es la solicitud más frecuente al término de una sesión con padres y madres: «¿Se les explica esto a los chavales en clase?». Reconocen la importancia de tomar medidas de uso responsable en el hogar pero también de que sean adoptadas por los propios adolescentes. En este sentido, reclaman el interés de que desde el centro escolar se trabaje en ese campo. Para no tomar ellos este papel en exclusiva dicen no disponer de capacidad técnica y de persuasión necesaria para ello. Una madre lo expresaba en estos términos: «Sería interesante una charla similar con los niños, ya que aunque los padres les digamos estas cosas no nos creen». Otra de ellas decía: «Es un tema tan amplio e interesante que con una sesión hacemos poco, esto tendría que ser una asignatura para padres a lo largo del curso».

La pérdida de privacidad en las redes sociales exige un ejercicio de responsabilidad por parte de todos.

El Ciberbullying, quebradero de cabeza en los centros escolares.

Por desgracia, los centros viven a menudo una realidad que los desborda: el acoso entre iguales por medio de las nuevas tecnologías. Es un fenómeno en crecimiento que ocasiona graves consecuencias a sus víctimas, distorsiona la convivencia escolar y escapa a las paredes y horarios académicos. Según Jorge Flores Sigue al director de PantallasAmigas en Twitter , Director de PantallasAmigas, «Es muy habitual que nos llamen y nos confiesen, con la esperable discreción, que han tenido algún conflicto entre alumnos que ha saltado en las redes sociales. Es por ello que los centros escolares toman cada vez una mayor conciencia de la necesidad de una intervención preventiva y proactiva. La prevención y la intervención en casos de ciberbullying ha sido siempre una prioridad en nuestro trabajo».

El estudio ha sido posible gracias a la colaboración de las personas implicadas y a Quor, empresa especializada en estudios sociológicos.

3.700 escolares más responsables en el uso de las Internet

Además de trabajar con padres y educadores, el contacto con los menores es vital. Entre los meses de Septiembre y Abril el personal de PantallasAmigas ha formado a cerca de 4.000 escolares (1.200 de primaria y 2.800 de secundaria), en su mayor parte en el País Vasco y Navarra. Según comenta Jorge Flores «para PantallasAmigas es fundamental el contacto directo con la realidad porque ésta cambia mucho y de manera vertiginosa. Las sesiones con niños y adolescentes, con padres y madres, con docentes y con profesionales del mundo educativo son la mejor oportunidad para ello. No obstante, contrastar las intuiciones con agentes como la policía, otros profesionales del ámbito, instituciones o estudios es también una gran ayuda. Al mismo tiempo, tenemos online diversas vías para la consulta y la denuncia de casos que también nos ayudan a conocer los casos más singulares y delicados así como las nuevas tendencias. Es un ejercicio de monitorización permanente».
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Advierten en México que las redes sociales albergan fotos y vídeos de sexting adolescente

Según la ASI –organización civil mexicana dedicada a proporcionar orientación a alumnos y maestros acerca de los peligros a los que se exponen a través de Internet y dispositivos móviles– el sexting, fenómeno popular sobre todo entre los adolescentes de 12 a 16 años, es protagonizado más por las mujeres que por hombres: según sus encuestas, el 90% de las personas que se autograban desnudas o en poses eróticas, son mujeres.

Para otra organización, la estadounidense ConnectSafely, las principales razones para el sexting son: romance juvenil, coqueteo, lucimiento, impulsividad, presión de los amigos, venganza, intimidación y chantaje.

Los destinatarios de las imágenes de sexting son principalmente, según estos estudios:

  1. alguien que les gusta (21%);
  2. el novio (20%);
  3. el ex novio (19%);
  4. amigos en general (18%);
  5. su mejor amigo (14%);
  6. desconocidos (11%)
  7. compañeros de clase (4%)

ASI realizó una amplia encuesta (más de 10.000 estudiantes de cuarto de primaria hasta tercero de secundaria: 85% entre los 12 y 16 años) que reveló que casi el 8% de estos jóvenes reconocen haber enviado imágenes suyas desnudos o semidesnudos a conocidos o extraños.

El 36,7% de los encuestados dijo conocer a alguien que ha enviado o reenviado imágenes de ese tipo, y el 10,2% reconoció haber enviado mensajes de e-mail o de SMS con insinuaciones sexuales (sexting textual).

Según la ASI si los porcentajes de sus encuestas se extrapolan al total de internautas de esas edades, significaría que en todo México 4 millones de jóvenes conocen a alguien que ha enviado imágenes de sexting.

Sin embargo la mayoría de estos jóvenes desconoce que esto puede ser un delito. Para los responsables de la Unidad de Investigación Cibernética de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, el sexting podría calificarse como pornografía infantil, persiguible de oficio.

Como muestra de a dónde pueden llegar las fotos y vídeos de sexting, mencionan el siguiente caso: a comienzos de 2011 un padre mexicano denunció que en YouTube se había publicado un vídeo de su hija de 15 años manteniendo relaciones sexuales con un adulto.

Otras redes sociales son lugar más habitual donde encontrar sexting: niñas menores de edad suben este tipo de fotos a redes sociales online como MetroFlog, Facebook, etc. Las autoridades mexicanas advierten de que esto puede proporcionar información a potenciales abusadores sexuales, ciberacosadores, explotadores sexuales, pornógrafos o pederastas.

Según otra encuesta de ASI, los adolescentes reconocen en un 10,5% haberse enamorado de las personas con quienes mantienen contacto por Internet, y un porcentaje similar confesó que habla de sexo ocasional o usualmente por Internet.

Fuente: AM.com.mx

Más vídeos y consejos en Sexting.es


2 comentarios

Zing, efear… Los nuevos términos del sexting en las redes sociales

Enviar por celular y subir a internet fotos personales de desnudos es una práctica para tener más “amigos” en las redes sociales

La fotografía de Martha circula profusamente en la red. Justo para eso se la envió a Kapo0. Sabía que necesitaba una imagen atrevida para que éste decidiera subirla a su metroflog, de modo que se descubrió el torso, garabateó con lápiz labial sobre su pecho unos corazones y la palabra “Kapo0”, y frente al espejo se hizo con su celular aquel autorretrato (o zing) hoy tan exitoso.

Esta forma virtual de relación entre adolescentes y jóvenes se llama sexting. Fenómeno relativamente nuevo, consiste en hacerse fotografías o videos con teléfono celular o cámara, semi o totalmente desnudos (as), en poses atrayentes, para enviarlas (o efear) por mensaje de texto o correo electrónico a contactos personales.

Sexting es la fusión de sexualidad y mensajes vía móvil, define Marian Merritt, especialista en seguridad en internet de Symantec Corporation. “Los jóvenes quieren expresar algo de sí mismos para tener amistad o relacionarse con más gente”, y lo hacen intercambiando fotografías de desnudos propios. Un problema es que, a la larga, esto puede equivaler a un tatuaje, en el sentido de marcar a un joven de por vida.

Planeta sexting

La comunidad flogger -como se denominan los usuarios de las redes sociales- define al zing como un recurso para tener popularidad; suele ser una foto propia donde el protagonista aparece con el nombre de usuario, trazado sobre su cuerpo, de quien quiere que la suba a su espacio personal o metroflog, en el caso de la red Metroflog.com.

Martha, Alininta, Tania, Liliana y montones floggers que como ellas se identifican con nombres ficticios, se hacen zing concebidos para atraer el interés de otros floggers como Kapo0, quien sólo fija un requisito: “Si tu zing es sexoso rápidamente estará en mi Metro, si tu zing es normal!!! si estará pero tardará unos días en ser subido”. Entre los asiduos a Metroflog.com, el popular Kapo0 es conocido también como El Rey de los Zing, debido a la cantidad de fotografías disponibles en su metroflog, enviadas por adolescentes y jóvenes adultas que se las tomaron sólo para él.

Los floggers acuñaron, además, el verbo efear, cuyo “profundo e indiscutible significado -precisan en mensajes- es: agrégame a tus favoritos para que alcance la inmortalidad en un flog, lo único que necesitas obligatoriamente es estar ´bien buena (o)´ y posar con diminutas ropas, sin que tus padres se enteren. Nada del otro mundo”.

¿Qué buscan?

Hay en la red toda suerte de interpretaciones moralistas y superficiales del sexting. En el blog ¿acid opple?, por ejemplo, Nelson opinó: “Hacer sexting es la forma de atraer firmas y tener un book (libro) lleno de comentarios, lo que significa supuestamente popularidad, pero que tal si alguien estuviera enamorado de una persona y de pronto la ve siendo una chica sexting, qué onda? las personas sexting quieren casarse, o formar pareja, o qué? no les jode andar mostrándose así tan libremente, ofreciendo la desnudez a sólo un click”.

Más allá, existen algunos hallazgos. La encuesta “Sex and Tech” (“Sexo y Tecnología”), realizada por la organización The National Campaign to Prevent Teen and Unplaneed Pregnancy (Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente y no Planeado) entre mil 280 estadounidenses de 13 a 26 años, reveló que una de cada cinco chicas menores y uno de cada tres varones adolescentes entrevistados aceptó haber enviado fotos personales de desnudos o semidesnudos.

Se encontró también que, en general, las encuestadas buscaban obtener algo de los jóvenes a los que les enviaron las imágenes (una cita, atención, afecto, aceptación), aunque 51% de ellas reconoció haberse sentido presionada por los muchachos para enviarles fotos y 40% dijo que envió sus imágenes con contenido sexual “como broma”. A su vez, 29% de los varones adolescentes consideró que ellas lo hicieron esperando establecer un vínculo con ellos.

Mirian Merritt, de Symantec Corporation, da rostro a estas cifras: “usualmente las jovencitas son las que envían sus fotos, confían en la gente a la que mandan sus imágenes, no reflexionan, lo consideran normal, como una expresión de amor”. El riesgo, añade, son las consecuencias de algo que ellas están haciendo con naturalidad, al buscar la aceptación de los demás. Ni los jóvenes ni los padres parecen comprender lo grave que puede ser para el futuro de ellos esta práctica. “Cuando un joven sube a la red una imagen suya pierde absolutamente el control de ella y desconoce los usos que otras puede darle”.

Machismo en el sexting

El Instituto de la Mujer en España publicó el estudio la Violencia de Género desde el Arte e Internet, en la revista Tecnología de la Información y Comunicación Educativas, en noviembre de 2008, según el cual, en la red se observa el fortalecimiento de estereotipos y la violencia sobre el “cuerpo” virtual que recrea a la mujer. Ésta es una nueva forma de dar rienda suelta a las respuestas que genera el modelo patriarcal en el que sustentamos valores. Es un modelo que sigue apoyado en una positiva relación del hombre con el sexo y una aún reprochable y pecaminosa relación de la mujer con el mismo, de manera que ésta termina siendo considerada, a veces, como objeto sexual.

Por su parte, el análisis de los sitios Fotolog.com, Sexiflog.com, Metroflog.com y Sexyono.com ha permitido a Islas Carmona reflexionar sobre patrones machistas de los flogger: “Es una conducta del mundo análogo que se está repitiendo en el digital y ha ganado notoriedad y popularidad. Además, se modifica de forma silenciosa la percepción del cuerpo de los propios niños y adolescentes, la imagen que tienen de sí mismos y cómo pueden ser objeto de una calificación positiva el poder exhibirlos con toda la libertad posible”.

El hecho de que las jóvenes exhiban sus cuerpos para ser evaluadas por hombres las coloca en una situación de desventaja, se convierten en víctimas grotescas del machismo, concluye.

Alfabetización digital, apremiante

No se trata de satanizar las redes sociales, sino de enseñar a los usuarios a protegerse. Islas Carmona se refiere a la alfabetización digital para que los navegantes obtengan el mejor aprovechamiento posible y los padres se formen en el uso de las nuevas tecnologías, aprendiendo los desafíos que impone la cibercultura. “La alfabetización digital tiene que ser pensada más allá de lo digital, de acuerdo con el rol que actualmente estamos jugando como padres, como maestros, ante estos problemas. Tenemos que concentrarnos en ofrecer a los jóvenes una navegación segura, confiable y productiva. Es usar concientemente la tecnología”, señala.

Los jóvenes están haciendo un uso despreocupado, explicable porque son adolescentes, que debe ser alertado por padres y maestros; “tenemos que hacerles entender que sus actos en internet repercuten en su vida”, dice.

Cerca de 73% de los jóvenes incluidos en “Sex and Tech” dijo tener conciencia de que este tipo de fotos y videos podían atraer graves consecuencias, pero que de aún así lo hicieron.

Marian Merritt cree que cuando se es joven es más factible tomar estos riesgos; “en una mente inmadura, las emociones asociadas con el hecho de conducir velozmente un automóvil o de experimentar con el sexo cuando no se tiene la edad adecuada para ello, a menudo pesan más que los peligros”.

En la era de internet existen pocos secretos y nada es totalmente anónimo. Todo lo que puede ser digitalizado será reenviado una y otra vez.

Fuente: El Universal


Deja un comentario

El nuevo fenómeno del “sexting” y la seguridad en las redes sociales

Los menores utilizan cada vez sus telefónos móviles e internet para intercambiar mensajes sexuales explícitos o imágenes suyas comprometidas. Este fenómeno se conoce en EEUU como “sexting”.

Cerca de un 18% de alumnos en EEUU admite haber enviado alguna foto suya comprometida a algún amigo o a su pareja. La campaña Nacional Contra el Embarazo Infantil Adolescente advierte que son las chicas las que más envían (un 33%) mensajes y fotos explícitos a través del móvil o internet.

La realidad es que las fotografías que se envían entre sí los menores acabn siendo difundidas en la red sin control alguno. Este hecho permite suponer que las redes sociales, en cuanto instrumento de comunicación frecuentado por menores, puede convertirse en el escenario donde también se dé el “sexting”.

En EEUU, cualquier fotografía de carácter sexual de un menor está tipificada como pornografía infantil. Así que la difusión por otros de mayoría de esas fotografías sacadas por los menores sería un ciberdelito.

Karen Salmansohn, experta en menores, aconseja a los padres utilizar el mismo lenguaje que sus hijos para que comprendan que las imágenes que se graban a si mismos y a los demás, acaban viéndolas personas que no debieran verlas. Por ejemplo, predadores que acechan en las propias redes sociales.

Fuente: wcbstv.com