Seguridad en las Redes Sociales

Noticias y consejos para evitar los riesgos de la Web 2.0


Deja un comentario

Tener tu foto en una red social puede facilitar que te reconozcan automáticamente en cualquier sitio

Ya lo habíamos advertido hace menos de 3 meses: la combinación de teléfonos móviles dotados de cámara fotográfica digital, el software de reconocimiento facial y las fotografías publicadas por los internautas en las redes sociales, pueden facilitar que se identifique en cualquier lugar a una persona.

Ahora un equipo de investigadores de la universidad estadounidense Carnegie Mellon ha realizado un experimento que demuestran hasta qué punto este peligro para la privacidad es real. Alessandro Acquisti, Ralph Gross y Fred Stutzman realizaron una prueba tomando fotos con una webcam del rostro de 93 estudiantes del campus universitario. Posteriormente rastrearon con un programa de reconocimiento facial 250.000 fotos de los perfiles de Facebook. El resultado fue que indentificaron a un tercio de las personas fotografiadas.

En otro experimento recogieron las fotos de 5.000 perfiles asociados a una determinada ciudad de un web de citas donde los miembros acostumbran a usar pseudónimo. Después rastrearon 280.000 imágenes de perfiles de miembros de Facebook de la misma ciudad. Consiguieron identificar a un 10% de las personas.

Según estos investigadores las tecnologías de la Realidad Aumentada y, más concretamente, los sistemas de reconocimiento facial suponen un peligro muy real. De hecho, la policía brasileña lo va a utilizar para la identificación instantánea de asistentes al próximo mundial de fútbol: asociarán el reconocimiento facial a una base de datos policial. Por su parte, Facebook incluye una función de etiquetado automático de fotos gracias a estas tecnologías: reconoce automáticamente las caras de las personas que aparecen en una foto y sugiere que las etiquetemos con su nombre. Google ha reconocido que también dispone de la tecnología pero que no la instalará en su red social precisamente por los problemas que puede suscitar, aunque por otra parte anima a que seamos nosotros mismos quienes etiquetemos a sus usuarios publicando fotos que tengamos de ellos.

Estos experimentos demuestran que puede ser perfectamente factible crear una aplicación para fotografiar a alguien por la calle e identificarlo con un rastreo de los perfiles de las redes sociales de Internet.

Fuente: Riesgos en Internet y El País. Fotografía: MisterBisson @ Flickr
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios


Deja un comentario

Facebook vigila a sus usuarios a la caza de gente que no se comporta ‘con normalidad’

Ante las recientes acusaciones de no colaborar con los organismos de protección del menor, Facebook asegura que confía más en un software especial que utiliza para vigilar a sus usuarios que en los avisos disuasorios.

Además de campañas educativas, líneas de atención las 24 h y otras medidas preventivas, Facebook ha informado de que utiliza un software que detecta ciertos comportamientos sospechosos entre sus usuarios: así por ejemplo si tienes demasiados rechazos en tus solicitudes de amistad o demasiados amigos (o amigas) de un único sexo, serás marcado internamente por la empresa.

Otro programa revisa las fotografías que publicas, a la búsqueda de demasiada piel o de pezones. Así incluso fotos de madres amamantando a sus bebés, son marcadas y eliminadas.

La policía de Facebook está dirigida por Max Kelly, un ex-agente del FBI con experiencia en ciberdelitos y antiterrorismo. Según Kelly lo que hace Facebook es analizar el comportamiento de sus usuarios a la búsqueda de ciertos patrones sospechosos o simplemente fuera de la normalidad. Los usuarios que levanten estas sospechas automáticas serán derivados a un equipo humano que evaluará su eventual bloqueo o expulsión.

Además, en los EE.UU. el equipo de Facebook colabora con la policía aportando información sobre la localización de un sospechoso, por ejemplo. De hecho tienen acceso al registro de delincuentes sexuales para poder detectarlos en su red. Según afirman sólo entregan información por un buen motivo y la mínima posible. Sin embargo con las autoridades británicas la relación no es tan buena. De hecho el CEOP los acusa de no remitirles informes de grooming ni de contactos inapropiados. Este organismo británico ha recibido casi 100 denuncias de grooming en Facebook al mes en lo que va de año, aunque se quejan de que para enviarlas los usuarios tuvieron que salir de Facebook, buscar el web de CEOP y enviar el aviso, cuando sería mucho más directo usar el botón con el distintivo que ya muchos niños británicos saben reconocer. Desde que ha sido introducido en otras redes sociales como Bebo, el número de avisos se ha incrementado significativamente.

Fuente: The Guardian


Deja un comentario

La necesidad de protegerse en las Redes Sociales

Hay una notable diferencia entre registrarse y saber navegar en cualquiera de las Redes Sociales. No preocuparse por la seguridad, puede hacer que un internauta corra el riesgo de sufrir los riesgos de seguridad que abunadan en las redes, o, por el contrario, navegar seguro.

¿Cuántas personas saben lo que hacen cuando hacen doble click en el icono de su navegador, empezando por el propio sistema operativo?

Como reflexión general, muchas son las voces que alertan de que al aceptar ciertos sistemas operativos, los usuarios ceden sin remedio datos personales. A eso se suman las críticas a los agujeros de seguridad que compañías como Windows no tienen más remedio que admitir cada cierto tiempo y lanzar parches para solvertalos.

Los problemas toman un cariz más serio cuando hablamos de seguridad en las Redes Sociales. Basta que una web les diga que es necesario registrarse para descargar esto o aquello, y los susuarios facilitan dirección, número de teléfono e incluso el móvil.

En las redes sociales aumentan los casos de cesión de información a empresas para publicidad, despidos improcedentes derivados de información colgada en la red que se creía privada, abusos de menores por el poco control de las cuentas etc.

Esa información que la gente vuelca de manera voluntaria en Internet, se volverá un día contra ellos. Es fácil sacar datos personales de los usuarios de Tuenti, por ejemplo. Frente a discursos catastrofistas que niegan la idoneidasd de las nuevas tecnologías, se impone una realidad: las redes sociales pueden ser buenas si sus usuarios hace un uso precavido mirando escrupulosamente en favor de su propia seguridad. Protegerse es la primera obligación de los usuarios.

Fuente: pillateunlinux.wordpress.com