Seguridad en las Redes Sociales

Noticias y consejos para evitar los riesgos de la Web 2.0


Deja un comentario

Nos sorprende lo que pueden saber de nosotros a partir de la información personal que publicamos en Internet

En el vídeo bajo estas líneas podemos comprobar lo fácil que es que nos lean la mente para saber nuestra vida sin necesitar más que un acceso a Internet para investigar todo lo que publicamos (y publican de nosotros los demás). El montaje forma parte de una campaña belga sobre la seguridad en la banca online. En la instalación en una plaza de Bruselas hasta el más pequeño detalle estaba cuidado: un supuesto mentalista con pinta de gurú, un ambiente de colores blancos que inspiraba pureza e inocencia… Y toda una serie de detalles para relajar a las personas que habían aceptado la invitación a leerles la mente con la excusa de que era una prueba para un futuro programa de televisión.

En el vídeo puede apreciarse cómo los protagonistas se sorprenden cuando el mentalista adivina cosas personales sobre ellos, que suponen nadie más que ellos sabe (?!) incluyendo algunas tan supuestamente íntimas como los tatuajes que tienen en su cuerpo o qué precio han puesto a la casa que están vendiendo.

La realidad tras mentalistas, médiums y adivinos no es muy distinta, advierten desde Microsiervos: investigan por adelantado las vidas de la gente que les contrata o con cuyos familiares van a contactar. Desde hace unos años suelen utilizar Internet como tradicionalmente hacían con documentalistas que revisaban diversos tipos de archivos; tampoco es extraño que empleen detectives. Los entrevistados no se dan cuenta del rastro que han podido dejar en una entrevista previa, en la tarjeta de visita o en la identificación que les piden a la entrada, donde suele estar su nombre y cada vez más, el correo electrónico. A través de estos datos y de los buscadores es fácil obtener un perfil completo de una persona. Si pones una moto o una casa en venta públicamente… ¿por qué te asombras de que alguien sepa el precio que le has puesto públicamente? O si publicas fotos tuyas en la playa o incluso de sexting, ¿cómo no va a saber cualquiera que tienes dos mariposas tatuadas donde acaba la espalda?

Y no sólo presuntos estafadores son los que pueden hacer uso de esta información, sino también ladrones profesionales de cuentas online de banca (como pretende denunciar esta campaña belga), suplantadores, acosadores sexuales, groomers (en el caso de menores de edad), ciberbullies, secuestradores, sextorsionadores… Lo que publicamos en Internet (en las redes sociales, en videochats, en foros o blogs…) nos pone en numerosos riesgos y por tanto es vital aprender a cuidar nuestra imagen online.

Como bien dice el lema de la campaña: Tu vida entera está en la Red. Y puede ser usada contra ti.

Fuente: Microsiervos y PantallasAmigas.

Vídeos de PantallasAmigas sobre la privacidad en las redes sociales


Deja un comentario

A Facebook y Tuenti no se les aplican las mismas normas legales

Ayer, 31 de mayo de 2010 era el día mundial para dejar Facebook. Esta iniciativa surgió como respuesta a los problemas de privacidad de la red social más conocida de Internet. Unos problemas que se están debatiendo en los medios y ámbitos regulatorios de varios países, entre ellos España. Aquí, pese a lo que marca la LSSI, no todos los prestadores de servicios a los usuarios españoles cumplen dicha ley y Facebook es un claro ejemplo.

Según el artículo 4 de la LSSI:

“los prestadores que dirijan sus servicios específicamente al territorio español quedarán sujetos (…) a las obligaciones previstas en esta Ley, siempre que ello no contravenga lo establecido en tratados o convenios internacionales que sean aplicables”.

Así, tanto Facebook como Tuenti (red social online española) están obligadas a cumplirlo. Sin embargo no lo cumplen por igual: así Facebook permite que el perfil de sus usuarios sea encontrado en cualquier buscador, mientras Tuenti no. Los usuarios de Tuenti que vuelcan contenidos en su perfil otorgan una licencia de uso a Tuenti limitada a los fines del servicio, siendo el usuario en todo momento titular de dichos contenidos. En Facebook, por contra, los derechos de propiedad intelectual sobre sus contenidos son cedidos a la empresa, para todo el mundo y con facultad de cesión a terceros.

Por otro lado, el artículo 13 del Reglamento de desarrollo de la LOPD dispone que no podrán tener acceso a una red social los menores de 14 años. Así no podrá, salvo que mienta, registrarse en la comunidad virtual de Tuenti. Facebook, por su parte, hace caso omiso a dicho precepto y permite el registro de usuarios que declaren tener 13 años (hasta hace unos meses, 11 años eran suficientes). Tuenti ha implantando políticas de borrado de perfiles de jóvenes que se detecten como menores de 14 años. No se conocen medidas en este sentido adoptadas por Facebook.

En otro orden de preceptos, el artículo 11 de la LSSI establece el deber de colaboración de los prestadores de servicios de intermediación. Según declaraba hace poco un miembro de los cuerpos de seguridad del Estado Tuenti colabora de manera ágil y eficaz ante los requerimientos efectuados mientras que en el caso de Facebook la respuesta no era tan efectiva.

Todo esto evidencia la existencia de potentes operadores que, amparados en la aterritorialidad de Internet, someten su regulación a normas de terceros estados (EEUU en el caso de Facebook) e incumplen la legislaciones que protegen al público español al que también se dirigen. Debería exigirse igualdad de condiciones en el cumplimiento de la ley, poniendo fin al agravio comparativo y a la desventaja competitiva que esto supone.

Fuente: La Información

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

‘Si Tuenti pilla a un menor de 14 años y lo expulsa, en 5 minutos se crea otra cuenta’

«Nuestra cría está sufriendo acoso en Tuenti y no sabemos qué hacer». Desde el anonimato para «no perjudicar más a la menor», una de las asistentes a la sesión de clausura del Congreso Internacional Ciudadanía Digital contaba cómo la chica recibe amenazas e insultos a través de la red: «sus compañeros de clase la difaman, la ridiculizan virtualmente».

El caso saltaba ayer en el taller Inter-Actividad Ciudadana, cuyo objetivo fue ofrecer algunas claves sobre el buen uso de internet. La sesión divulgativa, que echó el cierre al congreso organizado por diariovasco.com, contó en el Kursaal con la presencia de padres, niños y educadores dispuestos a acercarse a entornos tan populares entre los jóvenes como Tuenti o Facebook y, por extensión, a entender cuáles son las virtudes y peligros de este tipo de plataformas.

El suceso de ciberbullying narrado en la sala supone, quizá, uno de los casos más dramáticos que pueden darse en las redes sociales. Por eso, Araiz Zalduegi, coordinadora de formación de Pantallas Amigas, insistió durante su intervención en la importancia de educar a los menores en el correcto comportamiento on-line y, a los padres, en las herramientas que tienen a su disposición para guiar y supervisar la actividad de sus hijos.

«Es importante que los padres estén en las redes sociales», abogó la experta en proyectos multimedia educativos sobre el uso seguro de internet. «El problema es que en el mundo real enseñamos a los chavales qué pueden y que no deben hacer. Pero la mayoría de los adultos está fuera de las redes sociales, por lo que no se educa a los menores en cómo afrontar su experiencia virtual», explicó por su parte Maider Perea, miembro del equipo organizador de diariovasco.com.

Según Araiz Zalduegi, la actividad online de los niños y adolescentes debe ir abriéndose poco a poco y a medida que el o la menor vaya adquiriendo competencias para desenvolverse. «Cuando un niño es pequeño lo llevamos a los sitios de la mano. A medida que crece, le vamos dejando bajar a la plaza de al lado de casa, al centro, y, así hasta que se desenvuelve por su cuenta. Dejar a un niño sólo ante el ordenador es como permitirle que de primeras se coja el autobús y se vaya él solo al centro de Bilbao».

Desde pequeños

Y es que para Araiz Zalduegi, hay que comenzar a educar a los niños desde pequeños en el uso de internet para evitar que se produzca lo que ocurre actualmente: que el/la menor «aprende a base de tortazos, de ensayo y error», sin tutela.

Prohibir el uso de las redes sociales es una práctica poco aconsejable, según la experta. «Si no les dejan en su casa, lo hacen en el colegio, en casa de un amigo o en cualquier otro sitio en el que puedan tener acceso a un ordenador, videoconsola o teléfono móvil con conexión a internet». Es más, según la experiencia de Zalduegi, los jóvenes inician su participación en Tuenti incluso antes de los 14 años requeridos por la compañía para poder interactuar. «Mienten en la edad y, si les cierran el perfil porque la compañía les ‘pilla’, se abren otro en cinco minutos».

El tema de las mentiras y de la edad mínima requerida abrió un amplio debate en la sala. «No es que mientan en la edad, es que mienten en muchas cosas y se escudan en el anonimato para difamar», defendió una mujer en la sala. «No es cuestión de estar a favor o en contra de las redes sociales, porque están aquí para quedarse. Se trata de ver cómo las aprovechamos y cómo enseñamos a nuestros hijos a usarlas», respondió Idoia Alkorta, madre de un chico de 12 años preocupada, «que no asustada», por la vida virtual de su hijo y que, por eso, decidió acudir al taller.

Crear una identidad

Llegados al punto del anonimato, Zalduegi aprovechó para desmentir algunas ideas populares erróneas. Así, aseguró que hay que hacer ver a los jóvenes que Internet no es tan anónima como se cree ya que si, por ejemplo, se vulnera la ley atentando contra el honor de alguien, hay técnicas para detectar quién lo hizo. Precisamente eso se aconsejó a la afectada por el ciberacoso: tomar medidas.

Por otra parte, Araiz Zalduegi abogó por ayudar a los jóvenes a crear su identidad virtual, ya que será la que los responsables de recursos humanos rastreen cuando vayan a buscar un empleo. «Hay que hacerles ver que no todo se puede publicar en la Red porque la privacidad es relativa», advirtió. «Además, es bueno aconsejarles que no suban sólo fotos de fiesta, sino también de otros ámbitos y actividades para no dar una imagen sesgada de sí mismos», concluyó Zalduegi.

Fuente: Congreso Ciudadanía Digital

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank