Seguridad en las Redes Sociales

Noticias y consejos para evitar los riesgos de la Web 2.0


Deja un comentario

Los webs y foros de puntuar imágenes eróticas, fuente para la sextorsión de menores

En el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid se piden 358 años de cárcel para un joven de 27 años por ciberacosar y sextorsionar a 81 mujeres, la mayoría menores de edad: de hecho una de sus víctimas le dijo que tenía sólo 14 años y que «ni siquiera tenía pecho que enseñarle».
 
El acusado llegó a amenazó de muerte a alguna de las menores si no se desnudaban en sus webcam y admitó haber entrado en los correos electrónicos de las víctimas, momento a partir del cual controlaba sus fotos y amenazaba a las niñas. También enviaba fotos y mensajes con insultos desde esas cuentas de email con la intención de chantajearlas.
 
El acusado ha explicado que en el web Votamicuerpo veía chicas «provocativas» y que entraba en foros de «ligoteo». Su abogado ha desgranado nombres de algunas de las victimas como gatitasexy y el acusado se ha escudado en «la moda» de las fotos en la ducha que las chicas se hacen a sí mismas con el teléfono móvil y en que era normal tener conversaciones de tipo sexual con chicas que «piden que puntúen su cuerpo». Según su abogado por aquel entonces (hace 5 años) este tipo de webs no informaban sobre si las chicas eran menores de edad.
 
Frases encontradas en su ordenador como «vas a tener ganas de estar muerta, te voy a reventar» salpicaron una declaración ante el juez por momentos dramática por la dureza de las preguntas y la cerrazón de las respuestas.
 
Fuente: El Mundo

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios


Deja un comentario

Un joven recibe una brutal paliza por mediar en un caso de ciberbullying

Los políticos alemanes han convocado una reunión de emergencia sobre el ciberbullying después de que un conflicto de este tipo saltara fuera de la Red y terminase con una paliza brutal a un chico de 17 años.

El joven resultó con graves traumatismos en la cabeza como consecuencia de los repetidos golpes recibidos por un grupo de unos 20 adolescentes, tras haber intentado mediar para poner fin al ciberacoso al que varias usuarias del foro Isharegossip.com (Comparto cotilleos) estaban sometiendo a su novia de 18 años, según ha informado el diario Der Tagesspiegel. Según las informaciones publicadas, estas chicas habrían estado enviando a dicho web amenazas que incluían la violencia física. Este web es una especie de tablón de mensajes (con votación social) en alemán que pretende fomentar una libertad de expresión absoluta, por medio del anonimato de sus participantes, y donde se pueden encontrar desde insultos a niñas de 10 años a fotografías de sexting. Alegan que no registran ni siquiera la dirección IP de los usuarios porque lo prohibe la ley alemana sin el consentimiento explícito de dichos usuarios.

Tras el encuentro del joven con las ciberabusonas —ex-compañeras de clase de su novia—, estas llamaron a sus novios quienes más tarde le atacaron propinándole puñetazos y patadas, que continuaron incluso después de que hubiese caído inconsciente al suelo.

La policía ha detenido a 6 chicas y chicos de entre 14 y 18 años, mientras continúa con la investigación de los hechos.

Fuente: The Local.


Deja un comentario

El peligro de difundir fotos mediante Twitter

I Can Stalk You!El web ICanStalkU.com (Te puedo acechar), creado por los consultores de seguridad Larry Pesce (de la NWN Corporation de Waltham, Massachusetts) y Ben Jackson (de Mayhemic Labs de Boston) advierten de forma pública y privada sobre los peligros a los que se exponen los usuarios que publican en Twitter fotos geoetiquetadas. El web presenta un flujo en tiempo real de fotos subidas a Twitter que contienen metadata con coordenadas, y la persona que subió la foto también recibe una notificación vía Twitter avisándole del peligro.

La fotos y vídeos obtenidos mediante teléfonos dotados de capacidad GPS, pueden contener geoetiquetas, información que informa de las coordenadas (longitud y latitud) del punto donde se sacaron. Así, pueden revelar con precisión el lugar donde vive una persona. Y si el tweet que acompaña la foto dice “Ahora me voy a trabajar”, o “Salimos de vacaciones”, es una información muy jugosa para los ladrones.

Los especialistas en seguridad y privacidad han empezado a advertir sobre los peligros del geotagging. Dado que los datos de localización no aparecen a simple vista, sino que se graban de manera invisible dentro de la imagen, mucha gente no se da cuenta de que esa información está ahí, y esto hace que pongan en peligro su privacidad –o su seguridad– al publicarlas en Internet.

Varios trabajos de hackers éticos demuestran la omnipresencia de fotos y videos geoetiquetados en sitios web como Twitter, YouTube, Flickr y Craigslist, y cómo pueden usarse esas fotos para averiguar dónde vive una persona o qué lugares frecuenta.

En muchas de las fotos analizadas se ven chicos jugando en o frente a sus casas. Otras revelan posesiones tentadoras para los amigos de lo ajeno, como coches caros, ordenadores o televisores de pantalla plana. También hay fotos de gente en casas de amigos o en la cafetería que frecuentan cada mañana.

Además, dado que webs como Twitter y YouTube tienen inferfaces de programación de aplicaciones (API) a disposición de cualquier programador, se pueden crear programas para buscar masivamente fotos geoetiquetadas para localizar por ejemplo fotos que estén acompañadas de textos como “de vacaciones” o las que se hayan sacado en un lugar concreto. Según Gerald Friedland, investigador de la Universidad de California en Berkeley, “Cualquier chico de dieciséis años que tenga conocimientos básicos de programación puede hacerlo”. Junto con su colega Robin Sommer, es autor de un trabajo titulado “Sobre las implicaciones del geoetiquetado para la privacidad”, que fue presentado ante la Asociación de Sistemas de Computación Avanzados.

Debido a la manera en que reformatean las fotos algunos webs, como Facebook y Match.com, la información de la geoetiqueta no se mantiene en todas las que se publican en Internet y esto proporciona protección. Otras redes sociales, como Flickr, recientemente tomaron medidas para bloquear el acceso a la información de las geoetiquetas de las imágenes enviadas, a menos que el usuario lo permita expresamente.

Al analizar las geoetiquetas conjuntamente con el texto de los posts, afirma el investigador Sommer, “se puede determinar con facilidad dónde vive la gente, qué tipo de cosas tiene en la casa y también cuándo no va a estar.” Pero proteger la privacidad no es sólo una cuestión de estar informado y ser responsable, según Sommer. Un amigo puede sacar una foto geoetiquetada de nuestra casa y subirla, poniéndonos en peligro sin que lo sepamos.

El sitio web ICanStalkU.com proporciona instrucciones paso a paso para desactivar la función de geoetiquetado de fotos en aparatos iPhone, BlackBerry, Android y Palm, una opción de configuración que no es sencilla ni fácil de localizar.

Fuentes: ICanStalkU y Clarín.

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Los jóvenes europeos tienen de media 4 perfiles en redes sociales

Los jóvenes europeos no saben proteger su privacidad en Internet según un estudio sobre ‘privacidad e identidad de la juventud en Europa’ realizado por el buscador ‘Whoozy.es’.

Los jóvenes de hasta 20 años son los menos conscientes de las consecuencias reales derivadas de esto.

El informe se ha realizado entre internautas con edades comprendidas entre los 16 y 40 años. La mayoría es consciente del hecho de que los datos privados que se publiquen en Internet pueden ser vistos por terceros. Una tercera parte de las personas que han buscado alguna vez su propio nombre en Internet se ha quedado sorprendida de la información personal que ha encontrado. Se trata, sobre todo, de fotos, direcciones de correo electrónico o números de teléfono. A la mayoría de las personas no le importa esta información pueda ser pública; sin embargo, los jóvenes indican que no quieren que otras personas puedan ver esta información relativa a su privacidad y son los que más intentan eliminar esta información de Internet, cosa que sólo se logra con éxito en la mitad de los casos. La mayoría de las veces también son jóvenes los que indican que se han visto perjudicados por información negativa o errónea sobre sí mismos en Internet.

De la encuesta también se desprende que los europeos tienen de media 3,3 perfiles en redes sociales. Los jóvenes de entre 20 y 30 años son los que tienen de media más perfiles (3,97), seguidos por los de 30 a 40 años (3,7).

Fuente: COPE